Tabla de contenidos

  1. Concepto de Inbound Marketing
  2. Busca tu pareja ideal
  3. Los 4 pilares del Inbound Marketing
  4. Atraer
  5. Convertir
  6. Cerrar
  7. Deleitar

Crear algo que te inquiete, que te interese, que te haga pensar en nosotros, que te seduzca, que te aporte valor.
Esto es Inbound Marketing.

¡Te queremos enamorar!, ese es nuestro objetivo cada vez que desarrollamos un artículo para este blog: intentamos dejar algo que te inquiete; que te interese; que te haga pensar en nosotros; que te seduzca; que te aporte. Eso es Inbound Marketing.

Inbound Marketing:

Según Hubspot “Inbound Marketing es una metodología comercial que apunta a captar clientes mediante la creación de contenido valioso y experiencias hechas a la medida.”

Para entender mejor cómo funciona esta dinámica vamos a comparar la “relación” cliente-empresa con la de una pareja (si tienes problemas con el compromiso trata de no tomar en cuenta la etiqueta), es decir, vamos a describir como crece la interacción desde la presentación hasta un posible “…y vivieron felices por siempre”.

inbound-marketing-cuadro-2

Busca tu pareja ideal: de público objetivo a tu buyer persona

Lo primero es lo primero, cada uno tiene un predeterminado tipo de carácter que busca para comenzar cualquier tipo de relación personal, cosas que tengan en común y acciones que lo complementen, así mismo, tu empresa tiene un “alguien” ideal al quien hay que identificar para empezar a atraerlo.

En marketing siempre ha sido esencial encontrar el público objetivo, basándose en generalidades que segmentaban los grupos de personas a quienes se dirigen las campañas publicitarias, pero que no atendía particularidades. En Inbound Marketing este concepto cambia, se busca a un personaje con características específicas, se toma en cuenta sentimientos, emociones, necesidades, etc.

Así como cuando en nuestra vida detectamos a alguien que nos llama la atención, esa persona va a tener sus intereses que deben encajar con nuestros principios y coincidir con nuestra forma de ver la vida, si lo localizamos, sin duda, intentaremos atraerla.

En una próxima entrega ahondaremos en el concepto de Buyer Persona, mantente atento a nuestro blog.

Una vez detectado a quien queremos llegar empezamos el “plan de conquista”.

Los 4 pilares del inbound marketing

Atraer

A una reunión social,  una persona puede o no ir con intención de conocer a alguien, pero las posibilidades están, y debes estar preparado para esa oportunidad: tu presentación personal debe ser impecable y de buen gusto; el sentido del humor es una arma casi infalible para llamar la atención de quien te escucha; al hablar con propiedad de lo que conoces en una conversación las palabras que usas pueden ser el gancho para que alguien se acerque y la prolijidad y coherencia con la que te expresas causará una excelente primera impresión.

En términos de Inbound Marketing, publicaciones en redes sociales que muestren tu empresa con gracia y de manera divertida; un post de un blog utilizando palabras claves; con un diseño atractivo y una estructura adecuada para que SEO funcione son las estrategias que puedes usar para que tu Buyer Persona te note.

Convertir

Luego de que lograste ubicarte en el radar de tu posible cliente, de seguro también está dispuesto a dar un primer paso, es el momento oportuno para que te de sus datos.

Aunque suene fácil es un momento crítico y muy importante, así como en la realidad personal, al momento de ya tener un primer acercamiento, se debe mantener una coherencia con lo que generó la atención, ahondar un poco en los temas de interés, brindar más datos relevantes sin llegar a cansar, y solicitarle un número telefónico o un nombre de usuario de una red social, tal vez con la promesa de compartirle alguna canción, libro o un chiste que le puede parecer gracioso. Si se logra esa meta existe una sensación fuerte de éxito.

Para lograr un lead, que es el nombre que se da al cliente potencial el momento que brindan su información, generalmente se usan formularios (en los que, el dato más importante es el correo electrónico) que se pueden presentar de manera entretenida y atractiva a través de una landing page bien estructurada, que sea fiel a la imagen corporativa, que de confianza y que pueda proveer contenido de valor descargable.

Cerrar

La parte divertida y de más aprendizaje: citas en las que se comparten experiencias, exponerse por completo, mostrar las mejores cualidades y sobre todo escuchar, seguir con la conquista, el resultado será lograr una relación, que puede ser de amistad o de algo más. Hemos logrado que aquella persona sea parte de nuestro entorno.

Trasladándonos al espacio de relación con tu posible cliente, tu empresa debe observar y entender por qué siguen a tu marca, reforzar esa cualidad y mostrar las demás que la hacen elegible, puede ser con correos electrónicos más específicos, demos, promociones, presentando opciones de pago fáciles y seguras, todo esto para concretar una venta y cerrar esta parte del ciclo.

Deleitar

En la vida necesitamos personas que nos aporten y nos llenen, que no sean pasajeras, buscamos relaciones duraderas, que nos traigan felicidad y nos acerquen a su círculo más cercano, o por lo menos que tengan una buena impresión y cuando hablen de nosotros lo hagan siempre resaltando nuestros mejores atributos. Para lograrlo debemos mantener el contacto, seguir compartiendo momentos y que tengamos detalles que digan, ¡sigo aquí, contigo!, teniendo el cuidado suficiente para no asfixiar.

Para fidelizar a clientes logrados, debes seguir brindando soluciones, mostrar más productos o servicios que complementen los que ya tienen, dándoles consejos que pueden usar para el cuidado de mercadería que ya poseen. Todo esto para que sientan una identificación con tu empresa o marca, con publicaciones en redes sociales, en el blog, o correos electrónicos, pero sin perder eso que los atrajo la primera vez con mucha creatividad para siempre mantener la novedad.

<< Conoce cuál es la importancia de la creatividad en tu negocio >>

Como en la vida real, estas relaciones deben estar basadas en la honestidad, en una comunicación de ida y vuelta; en promesas cumplidas; y en centrar la atención primero en la persona.

Si te dejamos con ganas de más hemos cumplido con la tarea de hoy. Como podrás suponer, este un acercamiento superficial a este tema, y así es, nuestra promesa es continuar contándote más acerca del marketing de contenido y cada uno de sus elementos.

¡Piensa en nosotros!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.